Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2010.

Una señora

– Ti v’hacer un sol chicharrante o un agua que ti vas ahogar.

 

01/09/2010 11:11 José Luis Cano #. Oído en el bus No hay comentarios. Comentar.

Agostada poesía

20100902132111-31.08.10.jpg

 

 

 

02/09/2010 13:21 José Luis Cano #. Tiras de Heraldo de Aragón No hay comentarios. Comentar.

Homero

20100903122320-homero-3.jpg

He buscado imágenes de Homero en Google y esto es lo primero que ha salido.

 

 

Más paro

20100903200007-03.09.10.jpg

 

 

 

03/09/2010 20:00 José Luis Cano #. Tiras de Heraldo de Aragón No hay comentarios. Comentar.

Equívocos

20100903201249-rostro-zombie-tourneur.jpg

Hace un rato, comentaba (comentábamos) la sorpresa que me he llevado cuando buscando imágenes de Homero en Google me ha aparecido Homer Simpson.

Al hilo de los comentarios recibidos, me he planteado la posibilidad de abrir un nuevo tema para recoger estos equívocos culturales.

No crean, no siempre funciona el equívoco en el mismo sentido. Un día, hace años, mi hijo recibió una llamada telefónica. Una señorita intentó hacerle una encuesta:

– ¿Ha oído hablar de Carrefour?

– Sí, claro.

– ¿Sabe qué es?

– El muerto viviente de "Yo anduve con un zombie".

 

 

Tregua de ETA

20100907085733-06.09.10.jpg

 

 

 

07/09/2010 08:57 José Luis Cano #. Tiras de Heraldo de Aragón No hay comentarios. Comentar.

Dos señoras jóvenes

– Y vosotros, ¿cómo lleváis la crisis?

– Mal. Además, nosotros, que nos dedicamos al tratamiento de aguas, pues, han traído el agua de Yesa y nos han jodido.

– Ya.

– Ahora, mira, nos tenemos que ir de Cariñena para allá. Huesca, Teruel... que hay que viajar más para hacer menos.

– Además la gente, cuando hay crisis, pues mira más gastarse el dinero en cosas...

– El agua de Cadrete o María, por ejemplo, es horrorosa, pero la gente prefiere esperar a ver si llega el agua de Yesa y seguir comprando agua mineral que ponerse un aparato...

 

 

07/09/2010 09:03 José Luis Cano #. Oído en el bus No hay comentarios. Comentar.

Regalos

20100907173630-el-sueno-de-cano.jpeg

"Mi tío Álvaro, que también es mi padrino, me regaló un día un cuento antiguo e ilustrado, con ese título tan repelente. Pero resultó que lo que tenía Pepito no era un sueño sino una pesadilla. El niño Pepito, a causa de una fiebre muy alta, soñaba que era un anciano que, no sé por qué, conseguía que la muerte respetara a los seres humanos. Miles de ancianos decrépitos recorrían las calles rezando el rosario y buscando al causante de su extremada longevidad. Me horrorizaba lo que podían hacerle si resulta que era inmortal… Había también un caritativo señor que cuidaba al anciano niño y sacaba sus orinales de la habitación. No sé si era el mismísimo diablo, no recuerdo… El anciano niño, arrepentido de su buena acción, llamaba a la muerte que aparecía en su trono, rodeada de esqueletos, flotando sobre los tejados al otro lado de la ventana…

Como verán, recuerdo mucho mejor las ilustraciones que el texto.

Es uno de los libros que más han influido en mi vida inconsciente. En cuanto me ponía malo y me subía la fiebre, lo que sucedía muy a menudo, me convertía en el Pepito del cuento y tenía las mismas pesadillas o peores. Era como si todo lo que nos enseñaban en el colegio sobre el infierno se juntara con todo lo que había leído sobre la enfermedad y la muerte en el dichoso cuento, para agravar mi estado de salud, física y mental.

Para superar el terror, me dediqué al estudio de la anatomía del esqueleto."

Un año después de escribir y colgar este texto, el autor del blog que lleva por título Mis adarmes, ha tenido la gentileza de regalarme, por segunda vez en mi vida, el dichoso sueño de Pepito. Confieso que aún no me he atrevido a sacarlo de su envoltorio.

El querido amigo, dice en su blog que ha tenido el libro en sus manos, pero no indica cómo se ha deshecho de él. He intentado dejarle un comentario pero, como no he podido, le he robado la foto.

 

 

Los insaciables

20100908094417-07.09.10.jpg

 

 

 

08/09/2010 09:44 José Luis Cano #. Tiras de Heraldo de Aragón No hay comentarios. Comentar.

Una joven y su móvil

– ¿Qué tal, qué tal estás? ¡Qué fuerte,¿no?!

– ...

– ¡No me digas! ¡Qué guay! ¡No sabes cómo me alegro, de verdad!

– ...

– Pero, eso es porque os queréis.

– ...

– Mujer, pues es una prueba de que quiere volver contigo, que te echa en falta. Yo aclararía por qué ha hecho eso, por qué te ha tenido abandonada tantos días...

– ...

– ¡Bueno, sois amigos con derecho a, ¿no?! ¡No sois sólo amigos, sois casi novios! Y si tú te lo trajiste fue por algo, ¿no? No vais a estar las veinticuatro horas juntos pero, bueno, salir por ahí, ¡yo qué sé!

– ...

– Hombre, si tú no le preguntas qué ha hecho todos estos días y él no te lo cuenta, no vas a salir de dudas. Yo se lo plantearía, de verdad.

– ... 

– Yo ya sabía que ibais a volver, lo que no sabía es que iba a ser tan pronto. Total, que la ruptura ha durado veinticuatro horas.

– ...

– Pues, ¿ves?, eso es un detalle pero que, vamos, a mí lo que diga me importa un pimiento, tendrá que demostrar si ha cambiado o no ha cambiado y si ha cambiado, bien, pero, si no ha cambiado, pues no ha cambiado y ya está.

– ...

– Sí, ese es un chulico de esos que van de duros y después son unos blandengues, que ya conozco yo muchos así, bueno, muchos, no; no conozco ninguno.

Salgado rectifica

20100910104911-09.09.10.jpg

 

 

 

10/09/2010 10:49 José Luis Cano #. Tiras de Heraldo de Aragón No hay comentarios. Comentar.

Benoît Jacques en Zaragoza

20100910105934-la-noche-de-la-visita-zgz-01.jpg

Ayer presentó su libro La noche de la visita, el escritor y dibujante belga Benoît Jacques, en la librería Cálamo.

A veces me he preguntado, con verdadera curiosidad, qué les puede gustar de Zaragoza a quienes nos visitan.

Ayer, en la presentación, me contaron una anécdota que aclara alguno de los encantos de nuestra ciudad.

Resulta que Cálamo invitó a Benoît y a su editora, Arianna Squilloni, al Gran Hotel.

Al llegar a recepción, la señorita correspondiente les pidió los pasaportes, como es habitual, y al verlos, exclamó emocionada:

– ¡Benoît Jacques! ¡Es usted!

– Oui, c’est moi.

– ¡Ayer compré su último libro!

Asegura Benoît que es algo que no le había pasado en ningún otro sitio. 

10/09/2010 10:59 José Luis Cano #. cagón de sastre No hay comentarios. Comentar.

Dos señoras

- ¿Qué te ha pasado en el brazo?

- Que lo tenía inflamado, he ido a la fisio y me ha dicho: "Te pongo una venda y si el lunes sigues igual, ya haremos algo".

- ¿Y eso, de qué?

- Pues, chica, yo creo que es de llevar a la perra, que se ha hecho vieja, tiene miedo de salir a la calle y va siempre tirando, y yo, por llevarla con la correa bien corta como el encantador de perros, para que sepa quien es el jefe de la manada...

-¡"El jefe de la manada, el jefe de la manada"! ¡Pero qué jefe de la manada si luego te ve recoger sus mierdas!

Pederastas

20100913090755-12.09.10.jpg

 

 

 

13/09/2010 09:07 José Luis Cano #. Tiras de Heraldo de Aragón No hay comentarios. Comentar.

Telefonica

20100913204114-telefonica.jpg

Hoy he llamado a un amigo y me han respondido que me había equivocado de número. Yo he recibido cinco llamadas similares. En fin, no quiero ponerme paranóico... Alierta sabrá.

 

13/09/2010 20:39 José Luis Cano #. cagón de sastre No hay comentarios. Comentar.

Dos señoras mayores

– Ya habrá llamado Rosa y la del garage.

Prolongado silencio.

– A ver si no podría descolgar y ver quién es.

Prolongado silencio.

– Si es que esa...

Prolongado silencio.

– Le pregunto: "¿Qué te ha dicho tu hermano de lo que has vendido?" Dice, "nada, que haga lo que quiera".

Prolongado silencio.

– Qué bien le viene a ella.

Silencio definitivo.

 

 

15/09/2010 18:34 José Luis Cano #. Oído en el bus No hay comentarios. Comentar.

Tres señoras

1ª– Me pasó una cosa con el perro en Riglos...

2ª– Eso fue en Agüero.

1ª– No, lo de Agüero fue después. Lo que iba a contar fue en Riglos.

3ª– ¿En Ayerbe?

1ª– ¡No! ¡En Riglos!

3ª– Ah.

 

Motorland

20100917130901-16.09.10.jpg

 

 

 

17/09/2010 13:09 José Luis Cano #. Tiras de Heraldo de Aragón No hay comentarios. Comentar.

20100917135128-prota.jpg

Estoy intentando ilustrar un cuento de Irene Vallejo, basado en otro de Luciano de Samósata, y me estoy liando con dos conceptos tan opuestos como clasicismo y caricatura.

Tan opuestos para mí. Tuve un alumno que no tenía ningún problema al respecto; para él, caricatura y clasicismo iban indisolublemente unidos.

Algún amigo, que los conocía, me avisó de que vendría su padre con el chaval a verme. Entonces yo estaba en la Escuela de Artes, en la clase de Dibujo del Antiguo y del Natural, concretamente, donde se preparaba la gente para el examen de ingreso en Bellas Artes.

El padre de mi alumno era vendedor ambulante de ropa de señora. Su hijo, entonces, tenía 13 ó 14 años. No cumplía ningún requisito para poder matricularse en la Escuela, pero daba igual porque hacía muchos meses que se había terminado el plazo de matrícula. Tampoco parecía que el padre tuviera mucha consideración por las reglas, las normativas y las burocracias, ni mucha paciencia para admitir un no por respuesta, así que metí al crío en mi clase como a un sin papeles antes de que su padre se cabreara de verdad y me diera con la gayata en la cabeza.

El nuevo alumno, sin haber dibujado nunca en serio, se enfrentó con las estatuas de dos metros que nos servían de modelo con toda naturalidad. Me fascinaba verle dibujar al Diadumeno o a la Venus de Médicis con tanto desparpajo y tan hilarantes resultados. Cuántas veces me he acordado de esa habilidad de la que él mismo, claro, no podía ser consciente.

Pasaron seis meses en los que el crío siguió desarrollando su divertido estilico, mientras yo no sabía en qué sentido corregir tanta peculiaridad. Un día apareció su padre y me preguntó por los progresos de su hijo. Yo le dije que iba muy bien.

– Entonces, podrá colocarse ya. ¿Usted sabe de algún sitio donde pueda colocarse, le puede buscar algo?

Intenté explicarle que los avances de los que le hablaba todavía no eran suficientes, de lo que dedujo que si después de medio año aprendiendo, su hijo no podía trabajar, había perdido demasiado tiempo conmigo y mis tontadas. Muy cabreado (nunca le vi de otro modo), se llevó a su hijo a trabajar con él en el tenderete. No los volví a ver más.

Racismo a la francesa

20100919205304-19.09.10.jpg

 

 

 

19/09/2010 20:53 José Luis Cano #. Tiras de Heraldo de Aragón No hay comentarios. Comentar.

Ha muerto Labordeta

20100919205442-20.09.10.jpg

Sin que sirva de precedente, publico la viñeta en mi blog antes que en Heraldo.

 

Oído en la Aljafería

20100920180835-labordeta-.jpg

– Mira que coincidir con lo de Motorland...

– Al final, el Abuelo ha jodido a Biel.

-------------------------------------------------

– Parece que ha causado más dolor la muerte de Labordeta que alegría la medalla de oro de Alierta

-------------------------------------------------

Si no ponen el Himno a la Libertad como Himno de Aragón, ahora, es pa' matarlos.

 

 

Dos señoras de cierta edad

– Ayer vi a tu chico, que no lo conocía... ¡Madre lo que ha cambiao!

– Sí. ¿El pequeño o el mayor?

– El de melenas. De verlo con el pelo pincho a verlo así... Y es que está mu grande.

– El mayor. Pues el pequeño aún está más alto. Uno ochenta y cinco o por ahí, mide. Que su hermano tiene envidia y se aupa y dice: Estamos iguales, estamos iguales.

– Como los críos. 

– Igual. Tiene veinticuatro, maña, y nos hemos quedao en los dieciséis.

– Ya madurará algún día.

– No, si es muy maduro. Pa lo que tiene que ser maduro, es muy maduro, mu responsable. Pero, que es un enredador.

– Sí, que será maduro pa unas cosas y no pa otras.

– Ya te digo que pa lo que tiene que ser maduro, es mu responsable. Siempre lo ha sido, desde pequeñico.

– La Paqui me dijo, ¿Los hijos de la María, de qué tribu son, pues?

– ¡Jejeje, de qué tribu, dice, jejeje!

– Chica, que yo no entiendo de eso. ¿No se dice tribu o qué?

– Son de distintas tribus. El mayor, el de las melenas, ese es jevy. El otro es friki.

– Que no entiendo. A mí no me gustan así pero, bueno, son modas... Ellos sabrán. La cuestión es que sean buenos chicos.

– Sí... Como dicen ellos: Peores cosas podíamos ser.

– Sí, claro.

– Imagínate que fueran cabezas rapadas. O punkis, con lo mal que huelen, que es que es una peste como huelen...

– Es que a mis hijos no les ha dao por esas cosas, ¿sabes?.

– Pues, ya ves, yo, ya...

 

Dos señoras

– Chica, llevamos un jaleo... Mi sobrino hace la comunión al año que viene y mi hijo al siguiente y, claro, estamos empezando a buscar sitio...

– Espera, espera... ¿Tu sobrino hace la comunión al año que viene (o sea, en el 2011) y tu hijo, al otro (en el 2012)?

– Sí, sí.

– Chica, pues yo no me daría mucho mal.

– ¿Por?

– Porque dicen que en el 2012 se acaba el mundo.

– ¡!

– Eso dicen.

– ¿Quién lo dice?

– Los mayas.

– ¿Los mayas?

– Sí, los mayas.

– ¿Esos quienes son? ¿De la ONU o algo así?

– No. Los mayas son un pueblo de Centroamérica, con una historia de miles de años, que hace muchísimo tiempo predijeron que se acabaría el mundo en el 2012.

– ¿Y tú cómo sabes todo eso?

– Porque lo he leído.

– Claro, como yo no leo... Es que no tengo tiempo.

– Ya.

– Oye, ¿y tú crees que es verdad?

– Chica, yo qué sé...

– Pues hablaré con mi marido y esperaré un par de meses, por si acaso...

 

Pobre hombre

He encontrado este chiste en el blog de Manolo Saco:

 

Un periodista está entrevistando a un señor mayor en plena calle.
El entrevistado dice:

Soy hijo de exiliados.
Hasta los 27 años y poco antes de la transición no pude volver a España por culpa de Franco.
A mi padre, pobrecito, no sabíamos ni dónde enterrarlo.
Mi madre estuvo muchos años en silla de ruedas.
Ahora tengo 70 años.
Hace meses me sacaron el 30 % de un pulmón.
Mi mujer es inmigrante.
Tengo tres hijos con ella.
De los tres sólo trabaja una, la del medio… pero no cobra nada.
Todos, incluidos los nietos, viven de mi asignación.
La mayor se acaba de divorciar.
Mi yerno se daba a las drogas y al alcohol y la ha dejado con dos niños.
El pequeño de mis hijos aún no se ha ido de casa y además se ha casado con una divorciada y la ha traído a vivir con nosotros.
Esa señora antes trabajaba, tenía muy buen puesto, pero desde que vino a mi casa no hace nada. Tienen dos niñas que también viven con nosotros.
Y para colmo este año, con lo de la crisis, casi no nos hemos podido ir de vacaciones y si me apuras… ni he podido celebrar que España haya ganado el Mundial.

El periodista pone los ojos muy redondos y comenta:
No creo que su situación sea tan mala, Majestad.

Un señor

No pude oírle, pero estuvo todo el viaje hablando solo. Me llamó la atención porque, aunque iba afeitado, se había dejado dos mechones de barba en los mofletes.

 

 

27/09/2010 14:59 José Luis Cano #. Oído en el bus No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris