Facebook Twitter Google +1     Admin

12 de octubre

20141008180540-virgen.png

Escribí este texto para el programa de Fiestas de la Federación de Barrios.

 

Hay que estar en lo que se celebra pero, ¿qué se celebra? ¿La venida de la Virgen? No, porque vino el 2 de enero. ¿El descubrimiento de América? Tampoco, porque la fiesta es anterior. Según los sabios, nuestro 12 de octubre celebra la primera misa que se dijo en Zaragoza, después de que la ciudad fuera reconquistada por Alfonso I, el Batallador.

Quiero creer que la fiesta tuviera unos orígenes más remotos y la Iglesia, una vez más, arrimara el ascua a su sardina.

Porque esta tribu nuestra, ubicada en el desierto, siempre ha debido tener una Piedra sagrada –bendecida por una Diosa Madre– y un Río no menos sagrado que la riega y fertiliza. De ahí la feroz oposición al trasvase. De ahí, el éxito de una tradición tan moderna como la Ofrenda de Flores o de una tradición tan antigua y coherente como la Ofrenda de Frutos, a pesar de que de la huerta zaragozana sólo nos quede el recuerdo.

¿Qué todo esto les suena a cuentos de Maricastaña o a músicas celestiales? Pues, sí. Pero, no se preocupen, que ahora viene la charanga y empiezan las fiestas de verdad.

¡Hala, pues!

 

 

 

08/10/2014 18:05 José Luis Cano #. Textos

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris