Facebook Twitter Google +1     Admin

Ideas para tiempos de crisis

20120724092246-20120628184816-20110315124414-valdivia-1.jpg

Antes que más pase adelante quiero decir que con la gran hambre que traíamos, ansí españoles como mejicanos, paresció que ciertos caciques de Méjico apañaron dos o tres indios de los pueblos que dejábamos atrás y traíanlos escondidos con sus cargas a manera y traje como ellos, y, con la hambre, en el camino los mataron y los asaron en hornos que para ello hicieron bajo tierra, y con piedras, como en su tiempo lo solían hacer en Méjico, y se los comieron; y ansimismo habían apañado las dos guías que traíamos, que se fueron huyendo, y se los comieron. Y alcanzólo a saber Cortés, y, por consejo de Guatemuz, mandó llamar a los caciques mejicanos y riñó malamente con ellos: que si otra tal hacían, que los castigaría; y predicó un fraile francisco de los que traíamos, ya por mí otra vez memorado, cosas muy santas y buenas. Y desque hubo acabado el sermón, mandó Cortés por justicia quemar a un indio mejicano por la muerte de los indios que comieron , puesto que supo que todos eran culpables en ello, por que paresciese que hacía justicia y que él no sabía de otros culpantes sino el que quemó.

 

 

 

Bernal Díaz del Castillo. Historia verdadera de la conquista de la Nueva España. Biblioteca de la Historia.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris