Facebook Twitter Google +1     Admin

Fragmento de la Vida de don Diego de Torres Villarroel, dedicado a don Vicente Almazán

20120113102509-4045.jpg

La ciudad está en el último desfallecimiento, inútil y tullida para sublevar a sus moradores; tanto, señor, que se atollan el discurso y la arismética al querer apurar qué adarmes o qué minutos de alimento les pueden tocar a cuatro mil vecinos, sin viudas, frailes ni canónigos, que tiene Salamanca, de dos vacas únicas que se pesan en sus carnicerías de veinte y cuatro a veinte y cuatro horas.

 

 

 

Diego de Torres Villarroel. Vida.

Comentarios » Ir a formulario

joseluiscano

gravatar.comAutor: Vicente

Un honor, Don José Luis. Muchas gracias por la dedicatoria. No hay mérito por mi parte pero sí afecto por la suya, que espero saber corresponder.

Fecha: 13/01/2012 14:55.


gravatar.comAutor: cano

¿Le parece poco mérito haber rescatado la palabra adarme, utilizada en este texto por don Diego? No sea usted tan modesto, por favor.

Fecha: 13/01/2012 18:54.


gravatar.comAutor: Cuervo

Ayer me sumergí en tu blog y tarde en subir a la superficie.
Hoy visto que has menguado la excelente antologia de nuestro común amigo D Diego Torres. Se me ocurre que es el enlace entre la España pícara,miserable y eclesiástica de los Austrias y la borbonica de Goya. Su prosa es un verdadero aguafuerte.

Fecha: 23/01/2012 22:04.


gravatar.comAutor: cano

Y las dos, reflejo de lo que se nos viene encima.

Fecha: 24/01/2012 11:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris