Facebook Twitter Google +1     Admin

Comerciantes

20130904192913-dore011.jpg

La observación de Selden de que "no hay príncipe en la cristiandad que no sea un comerciante" es sin duda típica de la mentalidad inglesa.

 

 

 

Blanchard Jerrold y Gustave Doré. Londres. Abada editores

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris