Facebook Twitter Google +1     Admin

La vida es breve, el arte, largo

20130205200952-img-6083-copia.jpg

Este fin de semana, un nutrido grupo de amigos coincidimos en Tarragona para ver la exposición póstuma de Luis Moret, que se celebraba en los Tinglados del Puerto.

La exposición era magnífica, claro. A todos nos gustó mucho. Pero, en ese pintoresco grupo, soy el único pintor que queda vivo. Así que varias veces, unos y otros, intentaron que les explicara algo de aquella pintura tan fascinante como críptica. Entonces me di cuenta de lo buen pintor que era Luis, porque no supe explicar nada de nada y salí por peteneras diciendo que hace falta mucho tiempo y dedicación para llegar a entender la buena pintura.

Sin embargo, como suele pasar en estos casos, a los quince minutos todo el mundo hablaba en corrillos, contemplando los cuadros como de refilón.

Y es que pedir tiempo es mucho pedir, sobre todo a unos amigos que hace tiempo que no se han visto y tienen muchas cosas que contarse.

 

 

 

En la imagen, fragmento de uno de los cuadros expuestos.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris