Facebook Twitter Google +1     Admin

Me gusta, no me gusta

20130108173508-20130104092825-agustin-garcia-calvo.jpg

Imagináos que el Verbo Encarnado mismo, después de decir desde el monte aquello de "No os cuidéis del día de mañana: el día de mañana cuidará de sí mismo: a cada día con su mal le basta" y los lirios del campo y los pájaros del aire, se baja del monte, y acude alguno a felicitarle "Bravo, maestro. Ha estado usted de aúpa. Me ha gustado como nunca": ¿adónde creéis que enviaría el maestro al fan o feligrés?

 

 

 

 

Agustín García Calvo. Diálogos de gente. Lucina.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris