Facebook Twitter Google +1     Admin

Pleitos

20120721110143-20110315124317-de-la-cosa1.jpg

Dejemos desto y digamos en qué paró el pleito de Martín Cortés con el Ribera sobre los tantos mill pesos que enviaba Cortés a su padre, y es que andando en el pleito y pasando el Ribera por la villa de Cadahalso, comió o almorzó unos torreznos, e ansí como los comió, murió súpitamente y sin confesión. Perdónele Dios, amén.

 

 

 

Bernal Díaz del Castillo. Historia verdadera de la conquista de la Nueva España(II). Biblioteca de la Historia.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris