Facebook Twitter Google +1     Admin

Coincidencias

20120411174122-denton.png

En un mismo día me regalan dos libros: El diputado Pardo Bigot: La esperanza del sistema de Carmelo Romero, editado por Prames y Allegro ma non troppo de Carlo M. Cipolla, editado por Grijalbo Mondadori.

En el primero leo:

Los seres humanos componemos un amplísimo muestrario de casuísticas y variantes, pero tengo la impresión de que los porcentajes de cada una de ellas se mantienen de forma casi invariable desde el principio de los tiempos y que, además, se vienen repitiendo de manera bastante aproximada tanto si se trata de ocupantes de palacios como de suburbios, o de licenciados y doctores como de analfabetos.

En el segundo:

El hecho extraordinario acerca de la frecuencia de la estupidez es que la Naturaleza consigue actuar de tal modo que esta frecuencia sea siempre y dondequiera igual a la probabilidad E, independientemente de la dimensión del grupo, y de que se dé el mismo porcentaje de personas estúpidas, tanto si se someten a examen grupos muy amplios como grupos reducidos. Ningún otro tipo de fenómenos objeto de observación ofrece una prueba tan singular del poder de la Naturaleza.

 

 

 


Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris