Facebook Twitter Google +1     Admin

noticias

20120307121431-batalla-final-copia.jpg

 

He recibido este mensaje:
Disculpen que les avise a última hora, pero no quería dejar de invitarles a la charla que daré mañana, jueves 8, en la Diputación de Huesca (c/ Porches de Galicia, 4) a las 19:30. Aquí les avanzo parte de su contenido. Si pueden asistir les recompensaré con debate y alguna cañita. Un abrazo, g.
Pd: Ah y si conocen a alguien que le pueda interesar, por favor reenvíenle la invitación.

Sendas perdidas de la ilustración
Hubo un tiempo en el que la ilustración se adentraba en los territorios de la ilusión y la fantasía. Ella nos relacionaba con el reino de las apariencias y las creencias infundadas, con la felicidad que nos causa desear o poseer algo que consideramos valioso, con la percepción errónea y con la habilidad de producir en otros la sensación de maravilla o sorpresa ante lo inexplicable e inesperado. En definitiva, gracias a la ilustración tomaban vida cosas inexistentes que aparecían ante nuestros ojos como reales.
En aquel entonces, en los libros ilustrados se entremezclaban la búsqueda de la belleza, la verdad y el bien con el engaño, la trasgresión de la norma, el juego, la risa, el placer y lo ominoso. Pero la ilusión y la fantasía son difícilmente domesticables. Por eso, en el marco de una literatura infantil cada vez más escolarizada, comercial, políticamente correcta, bienintencionada y estandarizada, los caminos trastocadores de la ilusión parecen haber sido abandonados.

 

Gustavo Puerta Leisse
Crítico literario

 

 

 

07/03/2012 12:13 José Luis Cano #. noticias

Comentarios » Ir a formulario

joseluiscano

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris