Facebook Twitter Google +1     Admin

Viridiana

20081126135521-viridiana.jpg

 

Buñuel afirma que nunca tuvo intención de hacer un argumento “de tesis” y que sólo los imbéciles tienen pretensiones de ese tipo.

Puede que yo sea un imbécil.

La película termina con una partida de cartas inspirada por la censura. ”Casi estoy avergonzado de mi primer final: era demasiado grosero, demasiado directo.”

Lo mismo sucede con la escena del Ángelus. Así que, entre el Tute y el Ángelus, tiré por la calle de en medio.

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris